Azoospermia

  1. Reproducción Asistida en Valencia >
  2. UROLOGÍA >
  3. Azoospermia

En los casos más severos de infertilidad masculina podemos observar una Azoospermia, es decir,  ausencia total de espermatozoides en el eyaculado.

Existen 2 tipos de Azoospermias:

  • Azoospermia secretora: cuando el problema radica en que el testículo no produce espermatozoides o los  produce en  una cantidad mínima.

En estos casos se recurre a un estudio diagnóstico que pasa por realizar una Biopsia del tejido Testicular en el propio Centro. Los fragmentos recuperados se analizarían inmediatamente en el laboratorio de Andrología y en el caso de que se encontraran espermatozoides, se procedería a su criopreservación para su posterior uso en Técnicas de Reproducción Asistida.

Estas técnicas se llevan a cabo en la propia clínica de manera ambulatoria, con anestesia local y supervisión por parte de un anestesista, con una corta convalecencia y escasas molestias.

  • Azoospermia obstructiva: en este caso la ausencia de espermatozoides en el eyaculado se debe a una interrupción o bloqueo de los conductos que transportan los espermatozoides desde el testículo hasta la vesícula seminal (epidídimo y conducto deferente).

    Entre las causas más frecuentes se encuentran episodios inflamatorios previos de epidídimo y la realización de una vasectomía.

    En estos casos pueden recuperarse espermatozoides directamente desde el epidídimo mediante punción y aspiración para su uso en Técnicas de Reproducción Asistida o corregirse el problema definitivamente mediante microcirugía: vaso-vasostomía y epidídimo-vasostomía.

    La vasovasostomía consiste en la recanalización de los conductos deferentes obstruidos o seccionados, habitualmente como consecuencia de una vasectomía previa. Con la recanalización microquirúrgica obtenemos tasas de repermeabilización superiores al 90% y de embarazo natural en torno al 50%.
    El procedimiento se lleva a cabo mediante técnicas avanzadas de microcirugía, que conllevan un prolongado tiempo operatorio. No obstante, el postoperatorio es similar al de una vasectomía,  con escasas molestias para el paciente, y puede realizarse de manera ambulatoria en nuestro centro ya que disponemos en nuestro quirófano de microscopio quirúrgico.

    Contamos con la ventaja añadida de poder observar en nuestro laboratorio durante el procedimiento la presencia de espermatozoides en el líquido seminal  y proceder a su criopreservación para su uso en una eventual  técnica de reproducción asistida si fuera necesario.