Blog

Desarrollo embrionario

Desarrollo embrionario en el laboratorio de FIV

Un embrión es el resultado de la fecundación, la fusión del ovocito y el espermatozoide. En esta primera fase embrionaria se producen las primeras divisiones celulares que más tarde originarán el feto.

En los tratamientos de fecundación in vitro (FIV), los embriólogos observan los embriones en cultivo, durante unos días, para poder saber cuáles son los de mayor calidad para ser transferidos al útero de la paciente y cuáles serán congelados (vitrificados). Para poder tomar la decisión, hay que valorar la calidad de los mismos durante su desarrollo in vitro.

Sistema Geri Selección EmbrionariaEn IMER, esta monitorización continuada de toda la fase de cultivo se hace con el sistema GERI TIME LAPSE. Esta tecnología se usa sin coste para todas las pacientes y permite observar detalladamente el desarrollo de los embriones gracias a una secuencia de imágenes que va capturando a intervalos una cámara. Esto permite que los embriólogos puedan analizar distintas características en cada embrión para determinar si es de calidad y, por tanto, si tendrá una buena capacidad de implantación para acabar dando lugar a un embarazo.

 

Fases de crecimiento del embrión

Día 1 del embrión: cigoto 

Es importante evaluar este momento del desarrollo para ver si ha ocurrido la fecundación de forma correcta. En ese caso, se observará un cigoto o zigoto, un óvulo recién fecundado.

Día 2 del embrión: cuatro células

Se producen las dos primeras divisiones, por lo que el embrión debe tener 4 células.

Día 3 del embrión: ocho células 

Para analizar la calidad embrionaria en el tercer día se valoran los embriones después de 68 horas tras la fecundación. Es muy importante el ritmo de la división. En este estadio ya se podrían transferir los embriones al útero materno. Si se mantienen en laboratorio, aún habrá que esperar dos o tres días para poder transferirlos o vitrificarlos ya en estadio de blastocisto para mejorar la selección embrionaria.

Día 4 del embrión: mórula 

La mórula se puede observar pasadas las 90 horas tras la fecundación. A partir del cuarto día de desarrollo, las células del embrión se compactan y forman pequeñas uniones entre ellas, dando lugar a lo que se conoce como mórula.

Días 5 y 6 del embrión: blastocisto 

A partir del día 5 nos encontramos ante un blastocisto, el último estadio del desarrollo embrionario. Cuando el embrión alcanza este estadio en cultivo se considera de buen pronóstico, puesto que es imprescindible que llegue hasta esta fase de formación para poder implantarse en el útero.

Estos embriones presentan dos estructuras claves en su morfología: la masa celular interna (MCI), que va a originar, y el trofoectodermo, que originará la placenta.

 

Categorías de calidad embrionaria según ASEBIR

En la actualidad, la Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción (ASEBIRha intentado simplificar la clasificación y unificar criterios, por lo que ha propuesto una clasificación embrionaria dividida en 4 categorías según las características morfológicas de los embriones.

Esta clasificación no sólo ayuda a categorizar los embriones sino que establece unas pautas sobre qué observar, en qué momento y cómo hacerlo para primar los criterios objetivos y centrar la atención en las características que puedan ser predictivas del comportamiento de los embriones: número de células, simetría entre ellas, porcentaje y tipo de fragmentación celular, vacuolas, núcleos celulares,… y también valoramos el ritmo de división celular.

  • Categoría A: embrión de óptima calidad con máximo potencial de implantación.
  • Categoría B: embrión de buena calidad  y con un potencial alto de implantación.
  • Categoría C: embrión de calidad y probabilidades de implantación medias.
  • Categoría D: es un embrión de mala calidad con bajas probabilidades de implantar.Según esta categorización de ASEBIR, los embriones no pueden subir de categoría. Si un embrión en día 2 correspondería morfológicamente a un embrión de clasificación B, en día 3 (aunque presente todas características morfológicas para ser un embrión de tipo A) ya no podrá ser de tipo A.

Los embriones sólo pueden mantenerse o bajar de categoría, nunca subir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *