Blog

El Método ROPA: maternidad compartida

¿Qué es el método ROPA?

El Método ROPA es uno de los tratamientos de reproducción asistida que ofrecemos en nuestros centros. La denominación “ROPA” es la abreviación de “Recepción de ovocitos de la pareja”. Y es una de las técnicas de las que disponen las parejas de mujeres para tener hijos.

Básicamente, consiste en la realización de una Fecundación in vitro “compartida”. ¿Y a qué nos referimos con “compartida? Pues a que las dos van a participar de manera activa en el proceso: una de las mujeres aportará sus óvulos (madre genética) y la otra será la que se embarace (madre gestante).

Este proceso es en realidad una excepción legal, porque en España la donación de óvulos es siempre anónima. Sin embargo, la ley de Reproducción Asistida 14/2006 fue modificada para permitir que, en el caso de un matrimonio de mujeres, donde ambas van a ser las progenitoras del bebé nacido, se permitiera la donación de los óvulos de una a otra. De esta forma, el proceso se asemeja, en cierto modo, a cuando la mujer heterosexual recibe el gameto masculino de su pareja.

¿Qué diferencias aporta el método ROPA frente a otras opciones para parejas de mujeres?

Tradicionalmente, la Inseminación Artificial era la respuesta a las parejas de mujeres que buscaban tener un bebé. Se trata de una técnica más sencilla y cercana a la fecundación natural. Para realizarla se sincroniza la ovulación de la mujer con la introducción en el útero de una muestra de semen de donante. Esta técnica suele estar indicada para pacientes jóvenes y con buen pronóstico, ya que las tasas de éxito por intento son menores, puesto que son más parecidas a las posibilidades de quedar embarazada a través de relaciones sexuales.

En el caso del método ROPA, se ofrece la posibilidad de una “maternidad compartida”, ya que ambas mujeres participan en el proceso; además, también puede existir una indicación médica, ya que puede darse el caso de que la mujer que desee gestar tenga una baja reserva ovárica, por lo que se recomendaría el uso de los óvulos de su pareja, lo cual supondría tener mayores probabilidades de conseguir su objetivo: un bebé sano de ambas.

¿Cómo es el proceso?

La mujer que va a donar los óvulos debe someterse a una estimulación ovárica controlada, en la que debe aplicarse una medicación inyectable durante unos 10 días; se vigilará la respuesta al tratamiento con controles ecográficos y, finalmente, se recuperarán los óvulos mediante una punción ovárica vía vaginal. Se trata de una intervención ambulatoria que se realiza en el quirófano, bajo sedación anestésica, para mayor comodidad de la paciente. Dura aproximadamente 15 minutos y no requiere ingreso hospitalario.

Una vez recuperados los óvulos, estos pasan al laboratorio de embriología. Allí se fecundan in vitro con semen de un donante anónimo, cuya selección se realiza por parte del equipo médico teniendo en cuenta los rasgos fenotípicos de la pareja. Tras la fecundación, permanecen en cultivo, donde monitorizamos en tiempo real y de manera continua el desarrollo del embrión en un lapso de entre 5 y 7 días.

Por su parte, la mujer receptora, deberá recibir una medicación para preparar la cavidad uterina para la implantación embrionaria. Tras el cultivo embrionario se transferirá uno o dos embriones mediante un procedimiento indoloro que no requiere anestesia. Es algo muy similar a una exploración ginecológica vaginal. Después del periodo denominado beta-espera, que suele ser de unas 2 semanas, se realiza el test de embarazo.

En el caso de quedar embriones viables tras la transferencia, estos se criopreservarán y quedarán a disposición de la pareja, por si en un futuro las madres desean un nuevo embarazo.

¿Qué requisitos son necesarios para el método ROPA?

Se valora el pronóstico en función de la edad y la reserva ovárica de la mujer que va a aportar sus óvulos. En el caso de la receptora, se debe tener en cuenta, además de la edad, el estado de salud y no deben existir contraindicaciones para un embarazo.

Respecto a requisitos legales, el ROPA no está regulado explícitamente en la Ley 14/2006 sobre técnicas de reproducción humana asistida. Por ello, la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) recuerda que la falta de regulación específica para esta técnica ha llevado a los centros, como medida prudente, a realizar estos tratamientos solo a mujeres casadas entre sí, puesto que una de las infracciones más comprometidas de esta ley es la de permitir donaciones de gametos no anónimas, en este caso, al compartir los gametos dentro de un matrimonio no se consideraría una donación como tal.

En cualquier caso, hay diferentes opiniones sobre la necesidad o no de que el matrimonio entre las dos mujeres sea un requisito indispensable. Desde la SEF, manifiestan que “el acceso al ROPA no puede estar condicionado por el estado civil de la pareja de mujeres, toda vez que está prohibida la discriminación por dicha circunstancia tanto en la Ley de Reproducción como en la Constitución Española. Los derechos proclamados por las leyes LGTBIQ respaldan la igualdad de trato de las parejas homosexuales con respecto a las heterosexuales en el campo de la sexualidad y la reproducción, lo que debe considerarse aplicable también a la posibilidad de participar biológicamente en el proyecto reproductivo común”. Podéis ampliar la información en el “Documento de posicionamiento de la Sociedad Española de Fertilidad sobre la recepción de ovocitos de pareja – Método ROPA”.

¿Cuáles son las preguntas más frecuentes sobre el método ROPA?

El método ROPA es una técnica cada vez más demandada. La mayoría de parejas de mujeres nos preguntan sobre este tratamiento. En consulta abordamos principalmente las dudas relacionadas con las indicaciones, el pronóstico y los aspectos legales.

¿A quién se parecerá el bebé?

Una de las cuestiones que nos suelen preguntar es sobre a quién se parecerá el bebé, si a ambas o solo a la que dona el óvulo. Lo cierto es que el 50% de los genes del bebé vendrán de la mujer que dona su óvulo, pero hay que recordar también el efecto de la epigenética, es decir, cómo influye el ambiente uterino de la madre gestante a la hora de que se expresen en el embrión unos genes u otros, por lo que ambas mujeres van a tener influencia en el parecido de su bebé.

¿Es necesario que la pareja esté casada?

Existe cierta controversia respecto a esta cuestión, porque el método ROPA no aparece de forma explícita en la Ley sobre técnicas de reproducción humana asistida. Aunque como medida de prudencia los centros han estado aplicando el requisito del matrimonio para mantener dentro de la legalidad la donación de gametos que se produce en estos casos.

Sin embargo, la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) considera que el acceso al ROPA no debería estar condicionado por el estado civil de la pareja de mujeres, puesto que la propia ley sí es explícita al prohibir la discriminación por dicha circunstancia. Además de recordar los derechos proclamados por las leyes LGTBIQ que respaldan la igualdad de trato de las parejas homosexuales con respecto a las heterosexuales en el campo de la sexualidad y la reproducción.

¿Es posible un embarazo doble o gemelar?

Tanto en el método ROPA como en el resto de tratamientos de reproducción asistida, habitualmente se recomienda la transferencia de un solo embrión para minimizar el riesgo de embarazo múltiple, ya que los embarazos múltiples son gestaciones de riesgo, pero aun transfiriendo un solo embrión al útero, es posible que se produzca una gestación gemelar, de la misma manera que puede ocurrir en un embarazo espontáneo.

¿Los óvulos de ambas madres se pueden utilizar a la vez?

No, actualmente no es posible utilizar óvulos de las dos madres en un mismo útero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *