Blog

¿En qué consiste el proceso de congelación de óvulos?

La congelación de óvulos es una de las técnicas de preservación de la fertilidad que permite a una mujer posponer la maternidad.

Con la congelación de óvulos, técnica denominada también como vitrificación de óvulos, las mujeres tienen la posibilidad de elegir el momento en que quieren ser madres sin experimentar la presión de la edad o de una enfermedad, lo que supondría una disminución significativa en la capacidad para concebir en un futuro. El programa de congelación de óvulos de IMER está destinado a aquellas mujeres que quieran aplazar o conservar la maternidad sea cual sea su caso.

 

¿En qué casos se indica la vitrificación de ovocitos?

“La congelación de ovocitos es una técnica destinada a conservar gametos femeninos con fines reproductivos, para lo cual deben ser extraídos del ovario y criopreservados” según apunta SEF, la Sociedad Española de Fertilidad.

La congelación de óvulos es aconsejable en las siguientes circunstancias:

  • Para las mujeres que quieren retrasar la maternidad por motivos de salud, personales o profesionales, entre otros.
  • Cuando existe baja reserva ovárica: pacientes que quieran posponer su fertilidad y padezcan alguna patología, como por ejemplo la endometriosis, que atañe a la calidad y cantidad de ovocitos.
  • En pacientes que están en tratamiento de fecundación in vitro pero en la que es preferible realizar la transferencia embrionaria en un ciclo distinto al de la estimulación folicular, así se evitan riesgos como la hiperestimulación ovárica. Además, en ciertos casos, esta conducta puede aumentar la posibilidad de embarazo.
  • Momentos previos a cuando la mujer tiene que someterse a un tratamiento de radio o quimioterapia por motivos médicos.

 

La edad: el factor más influyente en la calidad reproductiva de los ovocitos

Una niña nace con, aproximadamente, un millón de óvulos. Son todos los ovocitos de su vida ya que, con los años, se van perdiendo progresivamente de forma natural. Cuando la niña llega a la pubertad y empieza a ovular, esa cifra ya ha disminuido drásticamente hasta llegar prácticamente a la mitad.

Pero el mayor cambio llega pasados los 35 años. La fertilidad de la mujer disminuye considerablemente y se reduce la cantidad y calidad de sus óvulos. De hecho, gran parte de las pacientes, a conciencia de la baja probabilidad de concebir a partir de esa edad, se preguntan la efectividad de congelar óvulos a los 40 años.

La edad es el factor que, de forma generalizada, afecta más a la calidad reproductiva de los ovocitos. La realidad es que un óvulo congelado a los 30 años tiene una calidad mucho mejor que uno “natural” a los 40. Por otra parte, no habría diferencias de calidad entre un ovocito congelado a los 28 y otro “fresco” a los 32. A medida que se retrasa la edad de la maternidad crece el número de mujeres que deciden congelar sus óvulos para ser madres en el futuro a través de un tratamiento de fecundación in vitro.

 

¿Cuánto tiempo pueden estar los óvulos congelados?

Como los embriones, los óvulos pueden permanecer congelados indefinidamente sin perder calidad, bajo las condiciones pertinentes. Los óvulos congelados “no caducan”, sin embargo, cada país tiene su propia regulación sobre cuánto tiempo puede permanecer congelado un óvulo.

En España, por ejemplo, la Ley Española 14/2006, de 26 de mayo sobre técnicas de reproducción humana asistida no limita los años de conservación de los ovocitos congelados pero sí regula los tiempos de uso.

Procedimiento para la congelación de óvulos

La vitrificación de ovocitos es una técnica con la que se tratan los óvulos con sustancias crioprotectoras y se sumergen en nitrógeno líquido a una temperatura de -196º C. El procedimiento a seguir por parte de la mujer es el mismo que el de otro de los tratamientos de reproducción muy demandado en IMER, el de fecundación in vitro (FIV). El ciclo consiste en:

  • Estimulación de los ovarios con hormonas.
  • Punción y aspiración de los ovocitos.
  • Congelación de ovocitos.
  • Conservación y almacenamiento en nitrógeno líquido.

 

Tasa de embarazo con óvulos congelados

En el 85% de los ciclos de estimulación de la ovulación se obtiene una respuesta correcta, lo que permite la obtención de ovocitos mediante la punción folicular de los ovarios. La recuperación de los ovocitos obtenidos en la punción folicular se produce en un 98% de los casos, siendo muy poco frecuente la ausencia total de ovocitos para criopreservar.

De acuerdo al conocimiento actual, la tasa de supervivencia de los ovocitos criopreservados se estima en un 90% y la tasa de embarazo tras la transferencia de embriones generados a partir de los óvulos congelados es del 50%. Los resultados pueden variar en función de la propia técnica y las características concretas de cada persona. En cualquier caso, en IMER realizamos a las pacientes que deseen congelar óvulos un estudio de fertilidad previo a la intervención para estudiar las posibilidades de cada persona y su situación en concreto. Guarda tus óvulos ¡que el tiempo no limite tu deseo de maternidad!

Si estás interesada en la preservación de tu fertilidad o quieres recibir mas información al respecto, ponte en contacto con la clínica en el teléfono 963 160 240 o mándanos un mail info@imer.es. Estaremos encantados de resolver tus dudas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *