Blog

Que-es-un-blastocisto

Qué es un blastocisto

Los embriones en medicina reproductiva

La edad de la mujer, la calidad de los ovocitos, la del esperma o la selección embrionaria son aspectos clave para el éxito de un tratamiento de fecundación in vitro (FIV).

Hoy en día es posible llevar un seguimiento exhaustivo de la evolución de los embriones para poder seleccionar aquellos con mayor potencial de implantación. En IMER contamos con GERI TIME LAPSE, un incubador con monitorización que nos permite observar de forma continuada el desarrollo de los embriones en el laboratorio.

Hasta hace relativamente poco tiempo, la transferencia embrionaria se realizaba en el día 3 de desarrollo, cuando el embrión aún tiene una estructura celular muy simple. Sin embargo, éste puede evolucionar correctamente hasta 6 días fuera del cuerpo de la mujer.

 

Definición de blastocisto

Un blastocisto es un embrión cultivado en laboratorio hasta los días 5 ó 6 de desarrollo. Tiene una estructura celular compleja formada por aproximadamente 200 células. Cuando un embrión llega a desarrollarse hasta blastocisto está en el grado óptimo para ser implantado en el útero materno.

 

Cuándo se recomienda realizar la transferencia en el blastocisto 

El cultivo a blastocisto o cultivo largo de embriones es una técnica que consiste en mantener los embriones obtenidos tras la fecundación in vitro durante más tiempo de lo habitual en el incubador, alcanzado un nivel de desarrollo embrionario con altas capacidades de implantación.

Es el especialista en medicina reproductiva quien decide, junto con el consejo del embriólogo, el momento en el que se realizará la transferencia del embrión al útero materno. No hay unas condiciones genéricas sino que es el médico quien valora.

Ambos valorarán tu historial y las condiciones de los embriones para decidir la opción que ofrezca mayores posibilidades de gestación.

 

Ventajas de la transferencia en blastocisto

Son 5 días de maduración que permiten al embriólogo llevar un control exhaustivo de los embriones y elegir los que mejores parámetros morfológicos y morfocinéticos presenten, y así aumentar las posibilidades de gestación y, sobre todo, tener un recién nacido vivo y sano en casa.

En IMER realizamos el cultivo completo en un incubador GERI, un sistema de monitorización continuada de toda la fase de cultivo, crecimiento y desarrollo embrionario, desde la fecundación del ovocito hasta la transferencia embrionaria.

  • La transferencia en blastocisto presenta mayores posibilidades de embarazo
  • Es posible realizar una mejor selección embrionaria
  • La transferencia al útero es más fisiológica

 

Clasificación de blastocistos

Cuando los embriones alcanzan el estadio de blastocisto, se clasifican en diferentes categorías para decidir cuáles son más o menos óptimos para la transferencia. Esta categorización se hace en función de 3 parámetros morfológicos:

  • Grado de expansión del blastocisto
  • Tamaño, forma y compactación de la masa celular interna (futuro embrión/bebé)
  • Características del trofoectodermo (da lugar a la placenta)

Clasificación global del blastocisto

En 2015, ASEBIR (la Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción) propuso una nueva clasificación embrionaria que da mayor peso a la morfología del trofoectodermo con respecto a la de la MCI (masa celular interna), tanto para embriones tempranos como para blastocistos. (nota A a D para cada parte)

La nota general, sigue diferenciando 4 categorías (A, B, C y D) pero una sola letra designa la calidad de la masa celular interna y otra letra la del trofectodermo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *